Revista sobre Literatura, Artes y Espectaculos, Periodismo y Comunicaciones de HISPANORAMA

Image and video hosting by TinyPic

Lecturas Recomendadas sobre Literatura Hispánica

DESDE LA TIENDA DE LA EDITORIAL IBEROAMERICANA "ALICIA ROSELL"

OS RECOMENDAMOS LAS OBRAS DE NUESTROS AUTORES.

--

http://tienda.aliciarosell.org/index.php?route=product/product&product_id=53



Radio Hispanorama Literario On Line

Archivo cultural

Desde la Argentina la cubana Juanita Pochet habla de José Martí, de los Niños de
los Hogares




Santiago de Cuba, Febrero 1.- Hace 12 años que la poeta y escritora santiaguera Juana Celeste Pochet Cala radica en la ciudad de La Plata, en la Argentina. Con regularidad viene a esta, su ciudad donde nació el 3 de marzo de 1954, y entonces vuelve a ser la Juanita de “Estaciones”; de “Franqueza” la del Parque Céspedes o Enramadas; de la Casa de Heredia o la vecina de la Avenida Victoriano Garzón, donde conversamos con ella durante 32 minutos y 51 segundos, según marcó la grabadora.

Juanita se licenció en Periodismo en la Universidad de Oriente, en 1988. Es miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y de la Asociación de Publicistas de Cuba. Fue directora de la Museo Casa Natal de Heredia, y corresponsal en Cuba de la revista argentina Generación Abierta a la Cultura.

En el Diccionario de Escritores Santiagueros, de León Estrada, la referencia a Juanita muestra su colaboración en Perfil de Santiago, Ahora, Yumurí, Claras Luces, Ruptures (Canadá), Mapuñeke (Chile), Muse en Ile (Canadá), Caracola (Venezuela), Siembra (Colombia), La Mujer (Alemania), y en Argentina: Para poesía, Generación Abierta..., Revista del Taller Literario Mario Bravo, Entreverarte, periódico El Día, El Pasajero, Tribuna, Suplemento Fundación Comaco, Boletín Nuestros Molinos...
Pochet Cala posee la Medalla Raúl Gómez García, y ha ganado premios y menciones en certámenes literario en Santiago de Cuba, Colombia, Argentina..., En su bibliografía aparecen: Estaciones (Centro Provincial del Libro y la Literatura, Santiago de Cuba), Franqueza (Editorial Oriente), Desempolvando Sueños (Argentina), La Luna en el bolsillo (Argentina), El libro de los silencios (Editorial Universitaria de La Plata, Argentina). Pero...

¿Qué haces en Argentina?

En estos doce años... Bueno, la primera vez viajé en 1995. Fue muy interesante. Estuve cuatro meses. Coincidió con uno de los festivales de la Feria del Libro. Retorné en 1997, con una Fundación que hacía colaboraciones con Cuba. Me hicieron una propuesta para trabajar. Me acerqué mucho a la Escuela de Gobierno en ese momento...

¿Qué es eso de Escuela de Gobierno? ¿Forman gobernantes?

No, precisamente. Es la formación de todos los empleados públicos por medio de la institución gubernamental, y hoy en día es el instituto para el que yo trabajo. Se encarga de la capacitación de los trabajadores de la Administración Pública, en la provincia de Buenos Aires.

¿Y tu labor literaria?

Se mantiene. Logramos hace unos años trabajar con chicos de la calle, en un Hogar para ellos; hicimos incluso hasta un libro. A raíz de la situación aquella que se nos dio con el niño Elián González me percaté de que ni en la capital ni en otros lugares conocían lo que estaba pasando con Elián. Me uní a intelectuales, escritores, artistas y les propuse hacer un evento para los Chicos de los Hogares; se acercaba el Día del Niño y se nos ocurrió hacer una convocatoria en la que pedimos a los niños que fueran a la reunión de la mano de mamá y papá, y llevaran alimentos y algún juguete para los niños con carencias. Y fue en ese contexto que comenzamos a difundir lo que estaba sucediendo con nuestro Elián González.

A partir de ahí me quedé muy vinculada con uno de estos hogares, el que se llama Pantalón Cortito, y a otro: el Hogar del Padre Carlos Cajade, quien falleció hace dos años... Era un cura tercermundista formidable. Aplicaba mucho la vinculación estudio trabajo. El Hogar se sustentaba con lo que los mismos niños y adolescentes sembraban. Después tratamos de llevar esa práctica al otro Hogar que tenía muy poco apoyo. Empezamos a convocar a la gente para que se acercara a ayudar a los niños. Y ahí me quedé enganchada; hacía muchas lecturas sobre José Martí, Los Tres Héroes,Nuestra América... Y en otro Hogar, denominado La Resistencia, los propios adolescentes pintaban rostros del Che. La directora es una mujer de pensamiento muy progresista, que fue perseguida en los años 70 y 80 por los militares. Allí me quedé insertada desde 2001 hasta que sacamos a la luz un libro que se llama Pantalón Cortito o El Arca de los Sueños, en el que combino prosa, entrevistas, testimonio de los niños, periodismo...

El libro fue declarado entre legislativo y aparece en Google como líder para Latinoamérica. Yo le entregué el derecho de autor al hogar, en especial para que no le falten libretas, lápices... a esos niños que manifiestan querer ser diferentes y romper las viejas estructuras capitalistas que han servido para someter a nuestros países latinoamericanos.

Lo del Arca de los Sueños tuvo que ver con lo que me decía la directora: ‘Esto es como una embarcación que busca un nuevo horizonte’ y yo le agregaba ‘Van rumbo al alba’ y cuando eso no se hablaba del ALBA. Ahora me emociono mucho cuando me encuentro con ellos.

Algunos de los hogares son apadrinados por jóvenes guevaristas; los más grandes siguen fortaleciendo el Hogar. Ahora tienen mucho respaldo de un gremio del Partido Socialista Obrero de España.

Estoy hablando con una poeta ¿no? Entonces... ¿La poesía?

Muy bien. Estoy escribiendo para distintas Web, porque estos tiempos con INTERNET hay que aprovecharlos; tengo como dos ó tres blog; escribo para una página de literatura que está en Costa Rica, se llama Arte Color; escribo para La Voz de la Palabra Escrita Internacional, en Bilbao, España, en la que también tengo mi blog, se llama Andares, y no dejo de ejercer el periodismo; escribo para Punto Hispano... Sigo trabajando con los abuelos por medio de un proyecto que presenté en 2004; un proyecto con la tercera edad que se llama Abuelos Talentosos. Hay profesores jubilados, sicólogos jubilados, arquitectos, amas de casa, comerciantes... que siempre tuvieron inclinación hacia la literatura. Con el auspicio de la Municipalidad logramos sacar una antología con estos abuelos. Les creé una página en INTERNET: abuelostalentosos.com y están muy felices de ver sus trabajos, sus fotos.

Este año tuve la oportunidad, el Día de Cuba en la Feria Internacional del Libro, en Buenos Aires... nos convocaron por la Embajada e hicimos la presentación con dos cantantes que me acompañan; hacemos poesía y canciones a modo de descarga. Se llaman Miriam Sofía y Gabriela Maceira, y le hemos puesto al espectáculo Tres Voces de Mujeres de Latinoamérica en Cantos de Amor y de Esperanza. A la gente le gusta y a mí me hace sentir bien.

Tuve la oportunidad de asistir como invitada por la Vicepresidencia de la Nación, al Encuentro Internacional de Poesía, en Tucumán que se realizó en octubre. Fue la oportunidad para compartir con poetas y escritores de Venezuela, Colombia, Ecuador, México, Costa Rica, Uruguay, y argentinos, claro está, que ya conocía de aquí de Cuba de la Casa de Heredia y de festivales del Caribe. Fue un encuentro muy lindo. Y encontrarse uno en Tucumán que tiene tanta historia, y ver los campos de caña que me recordaban a Cuba.

En el Norte de la Argentina siempre encuentro lugares muy parecidos a Cuba: Bahía Blanca y Camagüey; Santiago de Tucumán y la zona de Bayamo, Palma Soriano... nuestros pueblos de la América tienen tanto en común... En Córdoba, en la parte del dique, uno piensa que va por laCarretera Turística y ve la bahía de Santiago... Eso me ha dado posibilidades de escribir cuestiones que aparecen también en una de las páginas para las que tributo: elmurocultural.com Ahí estoy escribiendo desde 1995 en que fui propuesta miembro de la Confederación Latinoamericana de Escritores Félix Bogado, constituida en San Nicolás, Argentina, cerca de Rosario. Se rendía homenaje a Simón Bolívar y era el centenario de nuestra Guerra de Independencia. Abordé la voz de José Martí, su presencia por medio de su poesía, sus trabajos periodísticos, su canto a la Patria y a la mujer.

¿Y tu vínculo con la poesía cubana?

Visito mucho La Jiribilla; por INTERNET tengo acceso a algunos blog de cubanos muy interesantes. Una vez tembló aquí y una argentina amiga que estaba escuchando Radio Reloj me llamó y me dijo ‘Tembló en Santiago’ y busqué enseguida y encontré a José Raúl Castillo, y tuve información de primera mano. Así me entero. O por la Feria del Libro de Buenos Aires, donde hay muchos libros de autores cubanos, aunque yo vivo distante... yo vivo en La Plata y toda mi actividad la desarrollo en la ciudad de La Plata. Pero mis vínculos con la poesía cubana, con la poesía santiaguera son permanentes. Cada vez que me voy me llevo libros de poetas amigos y los leo y los releo... De Marino Wilson he hablado mucho, y he puesto su poesía en los sitios; tengo contacto con Reinaldo Cedeño, con Ronel González, de Holguín; con Ernesto del Valle, que vive en los Estados Unidos; con León Estrada mantengo un vínculo extraordinario, y está realizando una labor formidavble para juntar las voces de los cubanos que están en distintas partes del mundo.

Creo que para la literatura cubana, para la historia nuestra como cubanos, es de gran valía poder recopilar todas esas voces que están en diferentes partes del mundo.Somos románticos, soñadores.El cubano ama su tierra. En Argentina, por ejemplo, nos juntamos todos los meses y hemos creado la Unión de Cubanos Residentes y Colaboradores en Argentina, y allí hacemos fiesta, tratamos de que vayan los niños para que no pierdan la forma de hablar y la peculiaridad nuestra, y ya tuvimos la oportunidad en 2008, de realizar en Buenos Aires el 1. Encuentro Regional de Cubanos... Fue un evento muy importante; nos encontramoscon cubanos que viven, por ejemplo, en Venezuela, en Colombia, Perú, Bolivia, me encontré con una cubana que vive en Bolivia y se acordaba de mí, de cuando en la década del 70 yo escribía el programa Rumores de la Campiña,... Este encuentro y los nuevos que vendrán son todos un Sí por Cuba.

¿Qué recuerdas más de tus inicios?

Como llegué a las letras. A mí me empujan hacia las letras, por un lado mi hermano Raúl, y profesionalmente Marino Wilson Jay, asesor en una de las redacciones que yo atendía en la TV. Participé en algunos concursos en la segunda mitad de los años 80, y desde el 90 ó 91 comienzo a obtener algún que otro premio, mención, reconocimiento...

Proyectos literarios

Seguir escribiendo. Mi obra está en INTERNET. Tengo un libro pendiente...

Ya con más madurez: ¿Poesía o narrativa?

Voy camino a la narrativa y a la novela, sin abandonar la lírica poética. Yo comencé con narrativa. Rafael Carralero me decía ‘Tú eres más narradora que poeta’. Y Marino Wilson se echaba a reír. Y yo no me encontraba ni en una cosa ni en la otra. Por fin sentí más apego a la poesía que a la narrativa.

Recuerdo algunas cosas que escribí para los niños, que ahora quizás por los años y por lo que necesitan los niños en cuanto a formación, educación, orientación le estoy dando muchas vueltas. Hay muchos mensajes en la dulzura, en el amor, en la palabra bella para enseñarles a nuestros niños, porque a nosotros nos enseñaron a ser niños duchos, avivados... Entonces, sin perder la elegancia de la palabra, con mensajes bien sólidos, que los ayuden a pensar también a ellos y que ellos emitan su propia opinión podemos ayudar. Estoy pensando en eso. Esto me lo ha puesto como reto mi nieta, por la imaginación que tiene tan bella. Es una huerta en constante producción.

Y para concluir, esto: seguir escribiendo. Yo digo que será mi estirpe, la generación que representamos, pero yo soy de las personas que nunca van a jubilarse mientras exista papel y lápiz; me gusta comunicarme con la gente.

¿Quién te sigue los pasos en la familia?

Tengo una sola hija: Noriuska Lara Pochet. Es médica pediátrica. Me dio una nieta, Jennifer, y ahora voy por la segunda, que va a nacer a lo mejor el 28 de enero, y se llamará Jessica. Pero Jennifer me está enseñando mucho. Inventa mucho. Tiene 4 años. Va a ser un futuro lindo el de esta criaturita. Y esto me está enseñando, entre las cosa que le escucho decir y cosas que he venido leyendo, que estoy en la obligación de retomar el papel para con los niños. Si Jessica vino al mundo el 28 de enero no lo sé. Pero ayer me crucé de nuevo con Juanita por la avenida Garzón. Venía radiante del Hospital Materno: “Soy abuela por segunda vez y Jessica es una poesía”, me dijo y siguió feliz su camino.

Generado: 18 February, 2010, 17:19

0 sugerencias de los oyentes:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal